La quiso con el triste amor que inspiran las personas que no nos quieren. Borges

domingo, 18 de diciembre de 2016

Sabe que algo anda mal, se asusta por que ya puede ser capaz de reconocer en si misma cuando está perdiendo la capacidad de estar bien, sabe que volverá a estar ansiosa, melancólica, perdida. Piensa que fue por todos los cigarros que se fumó la noche anterior, fue casi una cajetilla. Hoy vuelve a fumar otro, esa fue la señal que notó primero. Le pide disculpas al plato por haberlo usado de cenicero, se sienta a escribir. ¿Qué parte de ella empezará a derrumbarse primero? Prende el segundo cigarro de la noche, sigue escribiendo. Tiene reprimidos tantos sentimientos, nunca notó que estaba dejando pasar tantos. ¿cuál acudirá primero a ella para que se de cuenta que en realidad nunca lo dejó ir? No se había dado cuenta pero hacía más de dos semanas que no pensaba en la muerte como una posibilidad de escapar de todo. Una decisión como esa nunca fue tomada, Piensa que nunca ha sido suficiente el sufrimiento como para provocarse otro. Se mantiene tranquila mientras escribe, mientras termina su cigarro, pero no deja de pensar que los malos ratos de ocio en soledad volverán a llamarla. No sabe como estar bien, ya nadie le quiere ayudar con eso, han pasado más de 10 años, todos empezaron a cansarse de decir que sea paciente, que su momento llegará, Le entra humo de cigarro, no puede seguir escribiendo, arde. Deja todo. Cierra su mente y finge que los malos recuerdos nunca intentaron volver a ella.

No hay comentarios: